Seleccionar página

El hecho de comprometernos con una meta y cumplirla es un alimento positivo para nuestra mente y para
nuestro Ser.

Son muchas las veces en las que emprendemos cualquier cambio en nuestra
vida, sea la creación de una nueva empresa, empezar un deporte, cambiar hábitos
alimenticios, volver a estudiar, etc… y estos que acaban siendo un recuerdo vago de algo que quisimos
y no pudimos hicimos.

Primero llegan las típicas preguntas y excusas para dejarlo, “es que estoy cansad@”, “es que no
me gusta tanto”, “no sé ni siquiera para que lo empecé”, “porque falte un día no pasa nada”, “tengo
demasiadas cosas que hacer para estar haciendo esto”, “quiero pero…”,”iria pero…”, “lo haría pero…”
Y una vez lo hemos dejado y pasa el tiempo nos empezamos a dar cuenta de que podríamos
haberlo intentado un poco más y llegan las preguntas nocivas para nuestro amor propio.

“¿Por qué me pasa esto? ¿Seré vag@? ¿No sé terminar nada de lo que empiezo o qué?…”

En primer lugar quiero que sepas que no eres nada de esas tantas cosas negativas que te dices
a ti mism@.

Exceptuando a unos pocos iluminados, la gran mayoría de los humanos hemos
empezado mil proyectos y hemos tirado la toalla , así que no te martirices tanto.
Y en segundo lugar, seguro, como la mayoría, habrás empezado cada uno de esos proyectos
con ansias, con ansias de la visión futura de lo que podría llegar a ser. Y claro, cuando pasa un
mes y no te ves con 10 kilos menos y unos abdominales increíbles, o no has pasado al nivel
avanzado como bailarín sino que te sigues pisando tu propio pie, aún estás con el proyecto de
empresa, no ves ni un euro y parece que nunca va a arrancar tu negocio o te entra antojo de
un trozo de tarta del Starbucks y te saltas la díeta, acabas tirando la toalla.

Ahora te voy a dar unas pequeñas y simples estrategias para que tirar la toalla deje de ser algo
habitual en ti.

(Te recomiendo que los siguientes pasos los grabes en audio en tu teléfono móvil o que lo
escribas, en el futuro puede que necesites oirlo.)

1º No empieces nada ansios@. Plantéate bien que quieres hacer y por qué. El por qué es muy
importante porque es lo que te ayudará a no dejarlo luego.

Por ejemplo, “voy a dejar de comer carne porque no quiero ser participe del sufrimiento
animal, porque vi ciertos videos y lei ciertos libros y soy consciente de que se puede vivir con
una alimentación sana libre de este sufrimiento.”.

2º Cuestiónate a ti mism@: Rebate tus propias respuestas, habla contigo, para así darte cuenta
de si realmente lo que vas a hacer es algo que te nace hacer y no una decisión ansiosa que
acabara siendo otra toalla en el suelo.

Por ejemplo, “¿y cuando te den ganas de comer carne? ¿serás capaz de estar toda una vida
así? ¿no echarás de menos una Bic Mac?

3º Respóndete: Una vez respondas a tu conciencia, habrás dado el primer paso.

Por ejemplo “Todo es cuestión de acostumbrarse, al principio me costará pero buscaré
alternativas porque se qué las hay” “La comida basura son antojos que tiene mi cerebro
porque lo he mal acostumbrado, no me lo pide el cuerpo, una vez seas capaz de analizar mis
antajos seré capaz de controlarlos y transformarlos en una alimentación sana, aparte que
encontraré hamburguesas y dulces veganos muy ricos por ahí seguro”

4º Antes de empezar nada, estudia los pasos.

Por ejemplo, mira que alimentos son sustitivos de la carne, lee sobre el tema, sobre que
minerales, proteínas, etc , necesitas para estar saludable, haz una lista de la compra, anticípate
a los antojos y busca snacks veganos que te puedan gustar y dulces que en un momento de
desespero puedas llevarte a la boca.

¿Te has grabado?¿Lo has escrito? Genial! estas requetepreparad@ para empezar.

Y si en este tiempo en el que has preparado los 4 puntos anteriores no te has echado atrás estas arrancando con más fuerzas que nunca.

rendirse

Ya has empezado y empiezan a surgir las dudas, y empiezas a tirar de excusas y de preguntas
absurdas como las mencionadas al principio.

5º Silencia a la voz de tu Cabeza: No dejes que tu cabeza vaya loca hablándote sin dejarte
pensar, ella solo quiere salir del paso y traerte de nuevo a tu vida anterior. Suele ser la
culpable de que tires siempre la toalla. Así que mándala a callar.

Un truco es pensar que será lo
siguiente que te va a decir tu cabeza, mientras esperas que te hable no te habla y así
aprovechas para callarla unos segundos.

6º Un día más: Felicítate por haber aguantado un día más, es un día menos que queda para ver
tus metas cumplidas.

Cuando te entren ganas de tirar la toalla, piensa en el recorrido que
llevas, y repítete la frase “Yo puedo, estoy más cerca que ayer”, “soy más expert@ que ayer”,
llámate a ti mism@ vegan@, bailarin/a, emprendedor/a, deportista.
Lo eres, lleves 10 días o 10 años eres lo que quieras ser. Así que motívate.

7º Permítete fallar: Cometerás errores en el camino, pero eso no quiere decir que ese camino
no este hecho para ti. Nadie es perfecto, y cada error sirve para aprender, recuérdalo cuando
tu cabeza vaya a decirte “no sirves para esto”, aprovecha las caídas para levantarte con más
sabiduría y contéstale a tu cabeza “nadie nace aprendido y sirvo para todo aquello que me
proponga hacer”

8º Descansa: Hagas lo que hagas tiene que hacerte feliz. Tu cabeza aprovechará cualquier
mejor para recordarte que estar en casa viendo Netflix comiéndote una pizza boloñesa con
una trabajo seguro es mejor que lo que estás haciendo. Si empiezas a sentir que lo que estás
haciendo es una obligación que no te hace feliz entonces estas dejando a tu cabeza ganar.
Dascansa y tomaté un respiro. Lee, medita, vete al cine haz cosas que te hagan sentir bien. Y
mañana continuas con tu recorrido.

9º Escuchate a ti mism@: Recuerda que tienes una grabación tuya en tu móvil con el por qué.
Escuchala cuantas veces necesites porque solo tu sabes porque estas donde estas y a donde
pretendes llegar.

 

¡Aquí usamos cookies!

¡Hola! tengo que informarte de que mi sitio web usa cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación posible. Haciendo click en el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento y aceptación de mis cookies, así como de mi política de cookies y protección de datos, pincha en los enlaces para mayor información ¡Que pases un buen día!


ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This