Seleccionar página

 

Decía que esta tarta sería la herencia de mis futuras hijas pero lo bueno y bonito hay que compartirlo así que aquí está. Empecé a hacerla hace unos años por Samhain o como muchos lo llaman Halloween y es que gracias al sabor de esta tarta la calabaza se convirtió en una de mis verduras favoritas. 

Es muy sencilla de hacer si tienes paciencia, ya que la calabaza la horneamos primero hasta que quede blanda y la masa la debemos hacer y dejar una hora en la nevera como mínimo. Así que no es una tarta para hacer y comer en la misma tarde. Pero ahí esta lo bello y lo mágico, que como sé que me va a llevar mi tiempo hacerla, la hago con toda la tranquilidad y todo el cariño dandole una energía hermosa al pastel que después llegará a mis invitados. Podríamos llamarla “Tarta mágica de Samhain”.

 

 

Ingredientes para 2 personas:

  • Para la masa :
    • 280 gr de harina de trigo
    • 140 gr de margarina
    • 80 gr de panela
    • 20 gr de agua
    • Sal al gusto o 2 gr
    • 1 o 2 gotas de vainilla liquida
  • Para el relleno:

    • 1 kg de calabaza horneada
    • 140 gr de nata de soja
    • 90 gr de maicena
    • 90 gr de panela
    • 90 gr de margarina
    • 1+ 1/2 cucharadita de canela
    • 1 cucharadita de jengibre en polvo
    • 1 cucharadita de nuez moscada
    • 1 pizca de sal
 

Ingredientes para 2 personas:

 

  • Para la masa :
    • 280 gr de harina de trigo
    • 140 gr de margarina
    • 80 gr de panela
    • 20 gr de agua
    • Sal al gusto o 2 gr
    • 1 o 2 gotas de vainilla liquida
  • Para el relleno:

    • 1 kg de calabaza horneada
    • 140 gr de nata de soja
    • 90 gr de maicena
    • 90 gr de panela
    • 90 gr de margarina
    • 1+ 1/2 cucharadita de canela
    • 1 cucharadita de jengibre en polvo
    • 1 cucharadita de nuez moscada
    • 1 pizca de sal
     

8-10

Dificultad: Media

2horas.

Preparación:

 

 

  1. Primero hacemos la masa ya que estará una hora en la nevera.
  2. En un bol colocamos la margarina y la batimos con un tenedor hasta que tenga textura de pomada
  3. Añadimos la panela, la harina de trigo y la sal, y mezclamos bien hasta que coja forma de arenilla.
  4. Llegados a este punto añadimos el agua y la vainilla y empezamos a amasar, hasta conseguir una masa compacta.
  5. Hacemos una bola con la masa y la envolvemos en papel film y la dejamos enfriar en la nevera durante 1 hora.
  6. Ahora cogemos el kilo de calabaza. La lavamos la cortamos en trozos y la ponemos a hornear a 180 grados. Una vez horneada será mucho más fácil de pelar.
  7. Una vez blandita la sacamos del horno y la pelamos, deberían quedar unos 600 gr de calabaza, la batimos y hacemos puré.
  8. Fundimos la margarina y la ponemos en un bol, vamos añadiendo poco a poco la maicena para que no queden grumos, la nata, el puré de calabaza, la panela y las especias y lo batimos todo muy muy bien.
  9. Sacamos la masa de la nevera, la estiramos con un rodillo y la ponemos en el molde. Vertemos el relleno dentro y la metemos en el horno a 180 gr de 50 minutos a 1 hora. Cuando la masa se dore la sacamos y la dejamos enfriar un poco antes de meterla en la nevera.
  10. Finalmente la dejamos en la nevera unas horas. Yo suelo dejarla toda una noche y al día siguiente ya nos la comemos ¡ñam!

¡Aquí usamos cookies!

¡Hola! tengo que informarte de que mi sitio web usa cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación posible. Haciendo click en el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento y aceptación de mis cookies, así como de mi política de cookies y protección de datos, pincha en los enlaces para mayor información ¡Que pases un buen día!


ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This