Seleccionar página

El queso, esa gran excusa para no dejar de consumir lácteos. 

Podría daros un montón de datos que ya aparecen en internet. Estudios, libros, debates de personas que dicen ¡No! al queso y de otras que dicen ¡Sí, el queso es una gran fuente de calcio, proteínas, minerales y vitaminas!, y lo venden como si fuera un alimento normal, natural y necesario.

Todo eso lo podréis encontrar fácilmente en la red, si queréis os dejo tres enlaces para que leáis mas sobre el tema:

 

Pero desde aquí, desde Veggiempática, quiero abordar el tema desde otro punto de vista, ya que, si nos guiamos por los estudios o por lo que dicen diferentes personas siempre entramos en lo mismo, “¿Cuál es la verdad? SI X doctor dice que es bueno, ¿es bueno? Y si X doctora dice que es malo, ¿Quién tiene la razón?. Pues como no se ponen de acuerdo, no hay de qué preocuparse, ¡¡Sigamos comiendo queso!!” 🤦🏻‍♀

El punto de vista que quiero tratar aquí no habla de lo que tal científico, tal escritora o tal doctora dicen sobre el queso, habla de la realidad del queso y de unir cabos.

¿A qué me refiero?

Si bien he dicho muchas veces que todo y todos estamos conectados, que todo y todas somos energía y que todo acto tiene una consecuencia, la industria del queso no escapa a esto.

Tienes que tener claro que el queso sale dé un animal. Sale de las ubres de una vaca, sale del interior de un ser. No es algo que da la tierra. Con esto quiero decir que lo que ese ser lleva en su interior pasará, en cierta medida, a estar en tu interior.

Miedo, dolor, angustia, llanto, tristeza, VIOLENCIA. No creas que la energía que da vida al animal es de amor. Es una madre a la que han separado su bebé, al que ha dado a luz, para enchufarla a una máquina. Así que seamos sensatos y no inventemos, NO existen vacas felices, porque ninguna madre es feliz si le arrebatan a la fuerza a su cachorro.

Así que piensa que alimento estas ingiriendo, si crees, como yo, que todo es energía y que todo esta conectado, ¿qué es lo que te vas a comer?

 

Un animal es un ser sintiente a diferencia de una zanahoria. Una zanahoria crece sin complicaciones, no tiene sistema nervioso, no tiene corazón, no piensa ni siente, es simple, es alimento. Tan saludable como la tierra que la transforma, ergo es salud para ti también.

Un ser sintiente no es una verdura. Todo lo que pasa a lo largo de su vida pasa en su interior. Un animal sufre, siente ansiedad, dolor y miedo, igual que tú, las emociones negativas le debilitan igual que a ti, su sistema inmune cae en picado si esto ocurre, igual que pasa con el tuyo, y por eso las industrias para mantenerlos con vida para que sirvan de alimento les suministran antibióticos que acabarán después en ti.  Si lo comparamos con la zanahoria… mmm… no se ve nada saludable ¿no crees?

Hay que ser un poco más avispados e imaginar qué es lo que nos estamos llevando al estomago, de dónde viene, qué es lo que hay detrás.

Un queso, que sale de la leche, que viene de una madre lactante, una madre repleta de hormonas, leche repleta de hormonas, leche que sirve para el desarrollo de un bebé… Piensa.

Preguntadle a cualquier mamá humana cómo están sus hormonas durante su embarazo y durante su lactancia a ver que os cuentan.

Pues una vaca mamá es un saquito de hormonas también, hormonas que acaban en la leche, y después en tu queso. Si te pones a unir cabos, las hormonas de otra especie acabarán dentro de ti. ¡Es super fuerte! 🤯

Si lo piensas detenidamente no se ve muy saludable para nosotras ni nosotros. Básicamente porque la leche materna se toma durante la lactancia, precisamente porque nos aporta lo necesario para poder crecer, y ya estamos creciditas ¿no?. ¿Cómo puede ser sano que un humano adulto como o beba algo que necesita un bebé? ¿le ves sentido?.

3º y último. Seamos observadores. Tenemos que ser observadores con nosotras mismas.

Mira cómo reaccionas ante la “necesidad” de comer queso. Si observas un poco todas las cosas que “sentimos necesitar” no son sanas, desde los alimentos hasta lo material. El apego jamás será bueno.

El tabaco, el alcohol, el azúcar, son adictivos, nos hacen dependiente. Y NO las pide el cuerpo amiguis, las pide el cerebro porque está adicto a esa droga. Y aunque el queso o el azúcar no es una droga como tal podríamos meterlos en ese grupo, porque, si nos cuesta desprendernos de él, muy sano no puede ser.

Para el tema del queso creo que no hace falta leer veinte mil estudios que digan que el queso es malo, porque tenemos dos ojitos para ver, dos oídos para oír, un cerebro para pensar y un corazón para conectar.

Así que si no lo haces por los animales, piensa en ti.

Piensa en si es “normal” la dependencia que sientes hacia el queso, si es normal decir “Que va, yo no podría vivir sin el queso” piensa en tus palabras, en tus emociones, en el proceso, pregúntate ¿como es posible que yo no pueda vivir sin la leche materna de una vaca en mis adentros?, y analiza si tiene alguna clase de sentido.

Porque nos han metido en nuestra cabeza que es normal, natural y necesario comer este alimento, y tengo que deciros almas bellas, aunque no os guste que lo normal no es seguir bebiendo leche, la época de la lactancia ya pasó, que lo natural no es lo adictivo y que si hablamos de lo necesario, el ternero necesita la leche más que tú.

Como mismo a ti nadie te arrancó del pecho de tu madre y te impidió crecer no tiene sentido que lo hagas tu ahora. Reflexionemos sobre ello.

Ahh!! y por si no lo sabías, renunciar al queso no es renunciar al placer, hay muchos tipos de quesos veganos que comerlos de vez en cuando alegran el corazón, no son adictivos, no le arrebatamos nada a nadie y están deliciosos!! os dejo esta receta por si queréis hacer el vuestro y este enlace por si queréis comprarlos, os encantarán!

 

 

 

 

¡Aquí usamos cookies!

¡Hola! tengo que informarte de que mi sitio web usa cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación posible. Haciendo click en el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento y aceptación de mis cookies, así como de mi política de cookies y protección de datos, pincha en los enlaces para mayor información ¡Que pases un buen día!


ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This