Seleccionar página

Me lo habéis preguntado muchas veces y creo que es el momento de escribir un artículo que lo explique…

 

Como siempre hablaré sobre mi punto de vista y sobre lo que yo estoy viviendo.

 

Deseo de corazón que esto ayude a aquellas personas veganas que como yo, están en la duda de que deberían hacer. 

 

¿Debemos tener animales veganos?

 

1- PERROS VEGANOS

Los perros provienen del Lobo, eso lo sabemos de aquí a China, no es ninguna novedad. El Lobo de por sí es un mamífero carnívoro y animal cazador. Esto no quiere decir que tu perro lo sea. Pues con los años los perros se han hecho a los humanos y han cambiado tanto sus instintos como su fisiología. Por eso el perro de hoy, el que vive contigo y te da amor y cariño no es un mamífero carnívoro, sino omnívoro, como tú. Esto quiere decir que fisiológicamente esta preparado tanto para comer carne, pescado y vegetales.

Solo hay que observar el tamaño de los intestinos de los diferentes grupos. Los lobos, al igual que un animal carnívoro tienen unos intestinos cortos, ya que la carne es fácil de digerir. Los humanos, al igual que los cerdos y otros animales herbívoros tenemos un intestino más largo, para  poder realizar la fermentación necesaria y digerir las fibras vegetales. Los perros, están entre medio de ambos.  Ni tienen el intestino tan corto como un lobo ni tan largo como los humanos. Entonces, ¿Podríamos darle una alimentación vegana a un perro?.

Sí, ¿por qué no?

En lo referente a la alimentación no tendría ningún problema, obtendría los nutrientes a partir de los vegetales como lo hacemos nosotros. Y en principio y por lo que he hablado con algunos veterinarios, no afectaría en nada a su salud.

 

2- GATOS VEGANOS

Los gatos en cambio son carnívoros sí o sí. No hay discusión. Esto no quiere decir que solo coman carne, quiere decir que la base de su alimentación es la carne. Pero son carnívoros y todo su sistema digestivo esta preparado para este tipo de alimentación.

Cada vez que acudo a mi veterinaria le hago la misma pregunta, ¿Y si la paso a un pienso vegano? y siempre es la misma respuesta, “Es un animal carnívoro. Por su salud, no lo hagas.” He nombrado también que los piensos veganos le dan el aporte de nutrientes que necesitan y la respuesta “pero son nutrientes que provienen de vegetales y tu gata es carnívora, básicamente darle un pienso vegano es como darle un pienso de mala calidad, con el tiempo afectará a su salud”

Entonces, ¿Podríamos darle una alimentación vegana a un gato?.

Consulta con tu veterinario, pero la mayoría te dirá que no.

Y yo como no tengo una máquina del tiempo para ver cómo estará mi gatita dentro de seis años, pues con ella no me arriesgo.

Bien, antes de continuar os voy a hablar de la siguiente reflexión ↓↓↓

 

3- COMO LA HEMOS LIADO

Una cosa que tenemos que entender es que la hemos liado parda, es decir, con el paso de los años y con nuestra evolución hemos pasado, de cazar y comer animales, a elegir a un grupo de animales como animales de compañía, a hacer de esos animales de compañía miembros de la familia sacándolos de su hábitat, a experimentar con esos animales de compañía creando nuevos grupos, modificando así con el paso de los años su fisiología. Mientras, al mismo tiempo, hemos dejado de cazar para crear industrias en las que inseminamos, criamos y matamos otros animales que hemos catalogado como animales de consumo, y por ultimo hemos empezado a DESPERTAR, rechazando por completo la explotación animal, queriendo que los animales de consumo sean libres y no utilizarlos en nuestro día a día.

Pero la consecuencia es que los animales de compañía, esos que viven con nosotras y nosotros en casa que no entienden nada de la que hemos armado en todos estos años, ¿tienen que unirse a nuestro estilo de vida sin saber por qué?.

 

4- NO QUIERO SER UNA MALA VEGANA.

Cuando ya llevaba un tiempo desde que me hice vegana me fijé en la alimentación de mi perrita Reina de 13 años. Pensaba en cómo se fabricaba ese producto y me imaginaba todo el sufrimiento y violencia que hay detrás. Estuve buscando mucha información antes de decidir si pasarla a una alimentación vegana. Me sentía “mala vegana” por darle un alimento a mi perra que causaba la muerte de otro animal. Y quería arreglar eso. Sabía que yo en mi vida no utilizaba nada animal pero si Reina era mi responsabilidad y compraba su pienso entonces, yo era una hipócrita en toda regla.

Me machaqué muchísimo, y me hice mucho daño a mi misma.

Entró Ryn a la familía, una gatita de tres meses que ahora ya tiene un 1 año y 4 meses. Y al poco tiempo de su llegada decidí cambiar la alimentación de Reina pero no de Ryn.

Traje el pienso vegano a casa para Reini y se lo fui mezclando con el antiguo. Y la verdad que fue una sorpresa. Se lo comía y le gustaba y para más sorpresa Ryn se lo comía con ella. En esas semanas lleve a Ryn al veterinario y me dijo la vete que tenia que empezar a darle comida húmeda. Los gatos beben poca agua y es necesario darles latitas.  Cuando le ponía la comida a las dos, Reina se iba a comer la lata de Ryn, pensé, “Es normal, a los perros le atrae más la comida de gatos.” Así que decidí poner la comida de Ryn en alto y desde ese día Ryn tiene sus comederos en la mesa y Reina en el suelo.

Tras hacer ese cambio, Reina dejo de comer. No comía el pienso, no quería. Se lo mezclé con levadura nutricional como me recomendaron, con Aove, con caldo de verduras y nada. Se ponía a llorar como si volviera a ser una cachorra, mirando a lo alto de la mesa y viendo a su hermana Ryn comer,  y a mí me partía el alma.

¿Cómo podía decirle a Reina, que esa comida traía consigo, dolor, sufrimiento y muerte? ¿cómo podía explicarle que Ryn sí porque es carnívora pero que ella no?.

Pensé que yo, mi madre, que es vegetariana, mi marido que es vegano, mi hermano que también es vegano y todas las personas del mundo … podemos controlar nuestra ansiedad porque sabemos por qué lo hacemos, pero ellos, los animales, no. Pensé que ella lleva 13 años conmigo y que no sé cuánto tiempo le quedará y que si ella no quería comer no la iba a obligar, dejándola sin comer hasta que no le quedara más remedio que comerse el pienso vegano, no, no estaba dispuesta, y prefería mil veces estar mal yo conmigo a que estuviera mal ella.

Al día siguiente fui a comprarle su pienso de siempre y se lo volví a mezclar con el vegano. No lloro por las latas de Ryn, simplemente se comió su pienso y dejó los granos que eran del pienso vegano.

Por ese motivo Reina a fecha de hoy no es vegana. Y digo a fecha de hoy, porque lo seguiré intentando, buscaré otras marcas y latas que ella quiera comer, esperando que no sienta esa ansiedad por comer la comida de su hermana gatuna Ryn.

Pero hay algo que tengo claro, si no quiere comer vegano, lo tendré que aceptar. Porque yo sé lo que siente un humano siendo vegano, ES MARAVILLOSO, se siente como que es realmente como deberíamos alimentarnos, y por eso mis futuros hijos no conocerán otro tipo de vida que no sea esta. Pero no se como siente un animal que no sea humano. Y como no lo sé, solo observo, y según sienta, actúo.

 

5-UN MUNDO IDEAL

Cuando le doy vueltas y vueltas a la cabeza sobre cómo hacer para darles una alimentación que ellas quieran y que a mí no me rompa el corazón no la encuentro, solo pienso, ojalá tuviera una maquina del tiempo y pudiera cambiar todo lo que hemos hecho mal. Ojalá nunca hubiéramos hecho de los animales nuestros compañeros. Ojalá hubiéramos estado solo para cuidarlos y protegerlos en su hábitat. Porque ahora yo y muchas otras personas nos vemos en una encrucijada.

¿Tengo animales pero los hago veganos cuando si vivieran salvajes ellos no se alimentarían vegano? o ¿no tengo animales habiendo tantos animales buscando hogar porque nosotros hemos hecho de este mundo un lugar donde es difícil que los animales vivan en libertad y hemos hecho de los animales seres dependientes de nosotros?

Todos nuestros errores nos pasan ahora factura. Y con nuestros me refiero a los errores que ha cometido nuestra especie.

El Mundo Ideal será aquel en el que cada especie pueda ser libre para vivir, alimentarse y reproducirse sin que otra dirija su vida. 

Tristemente nuestro amor por algunos animales, han hecho en algunos casos más mal que bien.

Así que os respondo…↓

 

6- QUE DEBO HACER

Yo no puedo elegir por ti. No soy tú y no conozco a tus animales.

No puedo decirte que tus animales sean veganos ni puedo decirte que no lo sean. Solo puedo decirte lo siguiente:

  • NO eres mala persona si no le das a tus animales una alimentación vegana
  • Consulta con un veterinario SIEMPRE
  • NO te cargues con tanto dolor
  • Ve poco a poco y conoce a tus animales.
  • NO permitas que otras personas con animales veganos te hagan sentir mal. Tu animal no es su animal, y esa persona no eres tú.
  • Haz lo que sientas en tu corazón que debes hacer.
  • NO busques la aprobación de otras personas. Porque habrán personas que te digan que haces mal y otras que haces bien.

 

Te comparto la breve historia del Burro el niño y el anciano para que entiendas que hagas lo que hagas siempre serás criticado así que lo mejor que puedes hacer es aquello que sientas que debes hacer. Recuerda que si ya tu estilo de vida es vegano, estas cumpliendo con tu parte. ¡ánimo!

Érase una vez un abuelo y un nieto que decidieron emprender un viaje junto con un burro. 

Inicialmente el anciano hizo que el niño montara en el animal con él fin de que no se cansara. Sin embargo, al llegar a una aldea, los lugareños empezaron a comentar y a criticar que el anciano tuviera que ir a pie mientras que el niño, más joven y vital, fuera montado. Las críticas hicieron que finalmente el abuelo y el nieto cambiaran posiciones, yendo ahora el anciano montado sobre el burro y el niño caminando al lado. 

Sin embargo, al pasar por una segunda aldea, los lugareños pusieron el grito en el cielo de que el pobre niño fuera caminando mientras el hombre mayor iba cómodamente montado en el burro. Ambos decidieron entonces montar el animal. Pero al llegar a un tercer poblado los aldeanos criticaron, acusándoles de cargar en exceso al burrito. 

Ante eso, el anciano y su nieto decidieron ir ambos a pie, caminando al lado del burro. Pero en un cuarto poblado se rieron de ellos, dado que disponían de montura y ninguno de ellos la aprovechaba viajando en ella. 

El abuelo aprovechó la situación para hacerle ver a su nieto el hecho de que, hicieran lo que hicieran, siempre habría alguien a quien le parecería mal y que lo importante no era lo que otros dijeran sino lo que creyera uno mismo.

 

Os comparto esta fábula con la intención de que hagáis lo que hagáis no lo hagáis pensando en la presión que ejerzan los demás sobre vosotras y vosotros.

Es fácil hacerse vegano. Muy muy fácil. Lo que no es fácil, o por lo menos no lo esta siendo para mí es decidir si mis animales lo serán. Hay mucho camino que recorrer todavía hasta conseguir que el mundo entero sea vegano, y es mi deseo que lo sea. Pero aun me queda la pregunta a responder.

 

¿Si el mundo fuera vegano, eso quiere decir que, todos los animales de compañía también lo serán?

 

Gracias por llegar hasta aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Aquí usamos cookies!

¡Hola! tengo que informarte de que mi sitio web usa cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación posible. Haciendo click en el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento y aceptación de mis cookies, así como de mi política de cookies y protección de datos, pincha en los enlaces para mayor información ¡Que pases un buen día!


ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This